domingo, 21 de octubre de 2007

Digamos la Verdad, de Jesús Pérez


El autor de este libro, Jesús Pérez, fue uno de los Ministros del Gabinete de Miguel Ragone durante su breve período de gobierno desde mayo de 1973 hasta fines de novimbre de 1974.
El mismo fue presentado en el Salón ‘A’ del Centro Cultural de la Universidad Nacional de Salta, a fines de octubre de 2007, editado por la Asociación Miguel Ragone, organizado por Fernando Pequeño. Es una continuación Una continuación de ‘El Terco Miguel’, primera obra del autor, sobre los hechos y relatos de testigos en el juicio en el que se investiga el secuestro y asesinato del ex gobernador de Salta Dr. Miguel Ragone


De la Portada:


Jesús Pérez hace hablar a Miguel Ragone. Él es hoy a treinta y un años de su secuestro y asesinato, una voz autorizada no solo de reclamo de justicia, sino de viva continuidad de sus discursos, sus sentimientos y sus formas de ver el mundo. Lo es por haber estado tan próximo en Salta compartiendo el trabajo de gobernar en el '73 y '74, y porque ambos anclan sus trayectorias en el peronismo más profundo y más puro, el que comenzó hacia 1946, cuando eran estudiantes y se proyectaban llenos de ansiedad y deseos a una vida más justa y más igualitaria. Un proyecto en el que no estaban solos, sino en una trama de fuerzas y voluntades compañeras y contrapuestas.
Ese entramado social y por lo tanto histórico que nos explica y nos produce como argentinos peronistas a más de medio siglo de distancia, es recortado en esta obra sobre la historia de Miguel Ragone en los últimos 34 años en Salta; desde su breve gobierno popular hasta hoy.
El texto inicia con un diálogo entre Jesús Pérez y Miguel Ragone. Jesús Pérez recuerda y focaliza el momento de decisión de cada uno de ellos: …'elegir entre el destierro o el entierro'… dice. Continúa narrando la realidad construida en el juicio por otros actores nuevos y más cercanos. Cuenta el secuestro, y la forma en que mataron a Miguel Ragone; avanza posicionándose sobre las responsabilidades de los imputados, que fueron sus contemporáneos. Imagina el momento en que el Jefe de policía Gentil llamó a su jefe de inteligencia Guil para comunicarle en la central de policía, que debía matar al ex gobernador. Alude a la posibilidad de venganza del jefe de inteligencia. Denuncia la falsedad de testimonio de dos testigos: el empresario Florencio Elías y el ex senador Horacio Bravo Herrera; y del imputado jefe de inteligencia de la policía Joaquín Guil.
Concluye focalizando en la policía provincial de los '70 su responsabilidad en el asesinato, para cerrar con una pregunta final:

¿Dónde está el cuerpo de Miguel Ragone?

Descargar libro aquí



No hay comentarios:

Publicar un comentario